Saltar al contenido

Plankton Wallet

Home » Monederos cripto anónimos ahora ilegales en la UE

Monederos cripto anónimos ahora ilegales en la UE

Monederos cripto anónimos ahora ilegales en la UE

Plankton Editorial Team

En una movida regulatoria sin precedentes, la Unión Europea (UE) ha dado un giro significativo en su abordaje de las criptomonedas y los pagos anónimos. Una reciente actualización en las leyes antilavado de dinero (AML, por sus siglas en inglés) en el continente ha introducido restricciones que, sin duda, transformarán el panorama financiero digital como lo conocemos. Esta decisión ha dado lugar a numerosas discusiones en cuanto a los derechos financieros y la privacidad, además de sus repercusiones en la economía digital.

 La nueva legislación AML: lo que necesitas saber.

A partir de ahora, en la UE, los pagos con criptomonedas utilizando monederos anónimos autocustodiados están prohibidos. Este cambio legislativo no solo abarca las transferencias cripto, sino también impone límites a los pagos en efectivo: cualquier pago superior a 10.000 euros será ilegal si se realiza en efectivo y más de 3.000 euros en pagos anónimos también estarán bajo la lupa.

La prohibición específica se extiende a los monederos operados por proveedores no identificados, lo que incluye cualquier tipo de monederos autocustodiados, como los disponibles a través de aplicaciones móviles, de escritorio o de navegador. Lo que hace esta medida es atacar directamente una de las propuestas de valor central de las criptomonedas: el acceso libre y sin distinción a sistemas financieros alternativos.

¿Libertad financiera vs. seguridad? 

Patrick Breyer, miembro del Parlamento Europeo y una de las voces disidentes frente a estas nuevas leyes, ha subrayado cómo los pagos anónimos constituyen un derecho humano fundamental que sostiene la libertad financiera individual. La prohibición de estos pagos, argumenta, tendrá un impacto mínimo en la lucha contra el crimen, mientras que privará a los ciudadanos inocentes de una de sus libertades fundamentales.

Breyer también ha señalado los potenciales efectos negativos que tales restricciones podrían tener en la economía y la sociedad, incluyendo tasas de interés negativas y el aumentado riesgo de que los bancos corten el flujo de dinero a su antojo, aumentando de manera alarmante la dependencia de los ciudadanos en las instituciones bancarias.

La respuesta de los ciudadanos de la UE

A lo largo de la historia, ha habido resistencia en contra de la prohibición de pagos en efectivo. Breyer recuerda el “gran clamor público” en 2017 cuando se consultó a la población sobre limitar los pagos en efectivo. Más del 90% de los ciudadanos que respondieron se mostraron en contra, considerando el pago anónimo en efectivo como una “libertad personal esencial”.

La prohibición de pagos cripto a través de monederos autocustodiados resalta un conflicto creciente entre la búsqueda de seguridad a través de regulaciones y la preservación de las libertades financieras individuales. Las criptomonedas surgieron como una alternativa a los sistemas financieros tradicionales, ofreciendo un enfoque más accesible y justo.

La aprobación de estas leyes señala un golpe significativo contra la libertad financiera y los derechos humanos fundamentales, recordándonos a muchos las sociedades distópicas imaginadas en obras literarias como “1984” de George Orwell. La pregunta que queda es si el Parlamento Europeo tendrá la fortaleza política necesaria para sostener esta aprobación en el futuro.

El debate está servido. Entre la necesidad de combatir el lavado de dinero y el terrorismo y el derecho a la privacidad y la libertad financiera, ¿dónde deberíamos trazar la línea? Es esencial mantenerse informado y participativo en estos debates que, sin duda, modelarán el futuro de nuestra sociedad digital y financiera.

La información presentada se ha creado con fines didácticos e informativos. La exactitud y veracidad de estos corresponden únicamente a la persona que los suscribe o comunica. No se trata de una recomendación, ni tiene por objetivo fomentar la compra o venta de instrumentos financieros, títulos o valores.

Lecturas recomendadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *