Saltar al contenido

Plankton Wallet

Home » ¿Qué son las Pruebas de Conocimiento Cero (ZKPs)?

¿Qué son las Pruebas de Conocimiento Cero (ZKPs)?

¿Qué son las Pruebas de Conocimiento Cero (ZKPs)?

Chava Elizalde - "Crypto Wolf"

Las pruebas de conocimiento cero (ZKPs, por sus siglas en inglés) permiten a los usuarios de redes criptográficas verificar la validez de una transacción sin revelar detalles de la misma.

¿Qué son las Pruebas de Conocimiento Cero?

Las pruebas de conocimiento cero (ZKPs) son protocolos que ayudan a probar la validez de afirmaciones en blockchains sin ofrecer información que comprometa la privacidad.

Permiten a los usuarios verificar la validez de una transacción sin revelar detalles de la misma.
En las pruebas de conocimiento cero, el probador es responsable de demostrar la afirmación, y el papel del verificador es validarla. Los protocolos revelan en cadena que la información oculta es válida, y el probador sabe esto con alta certeza.


En manos de actores maliciosos, la información de identificación personal (PII) puede presentar ciertos riesgos, como robo de identidad, daño reputacional y discriminación. Las pruebas de conocimiento cero aseguran que tu PII permanezca protegida.


Imagina un escenario donde debes probar tu identidad para completar una transacción. Tendrás que proporcionar evidencia como tu licencia de conducir y otra información de PII. Sin embargo, no tendrás control sobre la seguridad de esa información una vez que esté en manos de un tercero. Los hackers podrían atacar la base de datos central del tercero, o el tercero podría compartir tu información con otros con fines de publicidad dirigida y otros motivos. Con las pruebas de conocimiento cero, puedes evitar compartir esta información y limitarte a demostrar su validez.


¿Cómo funcionan las Pruebas de Conocimiento Cero?


Las pruebas de conocimiento cero utilizan algoritmos que procesan datos de entrada y confirman su veracidad. Proyectos como StarkNet en Ethereum, Polygon Zero, Zk Sync, y más están utilizando actualmente los protocolos en su funcionalidad.


Para que las pruebas de conocimiento cero funcionen eficientemente, hay tres criterios que deben satisfacer:


Cero conocimiento: El verificador no puede acceder a la entrada original. La única información disponible para ellos es la validez de la afirmación.
Solidez: El protocolo no puede validar una entrada inválida como verdadera. El protocolo debe tener salvaguardias para asegurar que el probador no tenga margen para manipular al verificador haciéndole creer que su afirmación es verdadera.
Completitud: Si la entrada es válida, el protocolo siempre valida la afirmación. El protocolo acepta la prueba si ambas partes actúan honestamente y la información subyacente es verdadera.

Tipos de Pruebas de Conocimiento Cero


Existen dos tipos de pruebas de conocimiento cero: interactivas y no interactivas.


Pruebas de conocimiento cero interactivas: Permiten la comunicación de ida y vuelta entre dos partes. La comunicación permite la verificación de la validez de la afirmación hasta la satisfacción del verificador.
Pruebas de conocimiento cero no interactivas: Aquí, dos partes participan en solo una ronda de comunicación. El probador comparte la información con un algoritmo que calcula la prueba de conocimiento cero. El verificador recibe la prueba y utiliza otro algoritmo para confirmar el conocimiento del probador.


Dada la conveniencia de las ZKPs no interactivas, muchos protocolos actualmente disponibles entran en la categoría de ZKPs no interactivas. Veamos algunos de ellos.


ZK-SNARKs: Conocidos en su totalidad como Zero-Knowledge Succinct Non-Interactive Argument of Knowledge, su pequeño tamaño facilita el proceso de verificación. Estos protocolos utilizan curvas elípticas para generar una prueba criptográfica, un proceso considerado eficiente en términos de gas.
ZK-STARKs: Conocidos como Zero-Knowledge Scalable Transparent Argument of Knowledge. Son rápidos debido a la mínima interacción entre las dos partes.
Bulletproofs: No requieren una configuración de confianza. Las breves pruebas de conocimiento cero no interactivas permiten transacciones de criptomonedas privadas.
PLONK: Conocidos como Permutations over Lagrange bases for Oecumenical Non-interactive arguments of Knowledge. Los PLONK permiten un gran número de participantes mediante el uso de una configuración de confianza universal.


¿Por qué necesitamos Pruebas de Conocimiento Cero?


Diversos casos de uso explican por qué necesitamos pruebas de conocimiento cero. Veamos algunos de los más importantes.


Seguridad y privacidad: La seudonimidad de Web3 no garantiza completa privacidad ya que el historial de transacciones está disponible en blockchains públicos. Con las ZKPs, es posible verificar la información sin revelar PII, manteniendo así el anonimato.
Verificación de identidad: Probar la identidad no tiene por qué incluir compartir información sensible. Las ZKPs ofrecen una manera de llevar a cabo el proceso de verificación de identidad de forma privada y segura.
Escalabilidad: Con las ZKPs, las redes blockchain pueden verificar transacciones sin revelar los datos subyacentes. La eficiencia de la red mejora ya que la información almacenada en la blockchain se reduce significativamente.
Cumplimiento: Las organizaciones pueden cumplir con los requisitos regulatorios en cuanto a lavado de dinero, KYC y otras leyes relevantes. Las ZKPs permiten a las organizaciones cumplir sin almacenar información personal de los usuarios en bases de datos centralizadas.


Las pruebas de conocimiento cero son una herramienta criptográfica fundamental que ofrece autenticación de información a partes no identificadas o no confiables. La naturaleza seudónima del espacio Web3 presenta un desafío en cuanto a la verificación de información. Las ZKPs abordan este punto doloroso a través de protocolos revolucionarios que prometen garantizar transacciones rápidas y seguras.

La información presentada se ha creado con fines didácticos e informativos. La exactitud y veracidad de estos corresponden únicamente a la persona que los suscribe o comunica. No se trata de una recomendación, ni tiene por objetivo fomentar la compra o venta de instrumentos financieros, títulos o valores.

Lecturas recomendadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *